Link Copiado

Claves para conseguir la máxima diversión de tus pequeños exploradores

Norma - Divertimente

¿Consideras qué en la capacidad de explorar de tus niños está la mayor diversión? ¿Crees que descubrir las novedades del mundo que nos rodea se puede hacer de manera divertida, a través de la exploración? Entonces las claves que te proponemos en este artículo serán de utilidad tanto para ti como para tus hijos.

 

¡Veamos las más importantes para tus pequeños exploradores!

 

a.    Entender que la diversión de explorar comienza desde pequeño

La tarea de todo padre interesado en darle lo mejor a su hijo es comprender que desde sus primeros pasos es bueno estimularlo. Hacer que puedan explorar el mundo que los cobija, sin dejar de lado la diversión.

Siempre mantente atento a las sorpresas y desafíos que tus hijos te imponen. En este sentido, te ves envuelto en instancias que superan la mera rutina. Pero lo importante es que, así no te entrometas de forma directa, seas una guía de referencia. Por ejemplo, escucha las preguntas abiertas que puedan conducir y estimular el instinto explorador de tus pequeños.

 

b.    La importancia de darles libertad a tus hijos como clave de diversión

Muchas veces confundimos la autoridad sobre nuestros niños. No nos damos cuenta que si realmente deseamos fomentar su espíritu explorador, es importante guiarlos, pero no dirigirlos.

La mejor manera de apoyar el aprendizaje de los niños es alentar, facilitar e interactuar de manera que estimulamos el pensamiento de los niños en lugar de simplemente abordar la realidad de los hechos.

El proceso descrito permite que tus pequeños mejoren su capacidad de descripción y explicación a la hora de expresar ideas basadas en la observación. Por ello, es sustancial que tu tarea sea simplemente la de guiar. Porque de esta manera continuarán el proceso de aprendizaje sin dejar de lado la diversión.

Recuerda que lo fundamental es que animes a tus niños para que usen sus sentidos, de forma que puedan describir lo que hacen. Intenta observar lo que hacen y dicen, con relación a los materiales que utilizan para interactuar con el mundo que exploran.

No olvides que las experiencias a las que se ven inmersos les posibilitan aprender, mientras consiguen cambiar sus ideas.

 

 

c.    Explora la naturaleza: diversión sana

En consonancia con lo expuesto en los dos puntos anteriores, es bueno poner en práctica lo aprendido explorando la naturaleza que los rodea.

Participa en actividades de exploración en las que se contemple la naturaleza. Aquí es bueno que comprendas que para ellos no existe una sola respuesta posible. Las preguntas abiertas alientan a los niños a observar con detenimiento su entorno.

Quizá las preguntas más comunes se orienten a las de tipo hipotético. “¿Qué pasaría si…?” “¿Por qué piensas que…?” Lo fundamental de dichos interrogantes es que son una forma efectiva de fomentar el diálogo y la comunicación.

Al final, te sentirás gratificado porque conseguirás que la criatura estimule el proceso de explicación de lo que observa, a partir de descripciones precisas. Es una forma ideal de que los niños razonen, desarrollando ideas basadas en evidencias de lo observado.

 

¿Qué te parece el desafío del conocimiento?

 

Fuentes:

Caballo, Vicente & A. Simón, Miguel. (2001). Manual de psicología clínica infantil y del adolescente.

García, Cristina (2016). Se padres y madres ¿Dónde está el manual de instrucciones?