Link Copiado

Importancia y beneficios del arte en el desarrollo infantil.

Norma - Divertimente

El arte en el desarrollo infantil

 El arte es esencial en la educación infantil, pues estimula el aprendizaje de la lectura, la escritura y el cálculo. Desarrolla la percepción y la motricidad fina en los niños; además de promover su interacción social.

La educación artística, construida desde muy temprana edad, es un camino de sensibilización frente a la vida. El arte da conciencia de las emociones, y de los problemas íntimos del ser humano.

 Durante la infancia, el arte potencia pensamientos creativos, reflexivos y críticos. Como instrumento de aprendizaje, estimula la creación e innovación. Además permite que el niño desarrolle su capacidad de concentración, y mantenga su atención en las actividades que realiza. Por otro lado, cultiva el temperamento para desarrollar proyectos a largo plazo, forja la virtud de la constancia.

Importancia del arte 

 La práctica del arte, potencia la habilidad de expresión de quien lo practica; además de estimular todos los órganos sensoriales. Las actividades artísticas para niños, promueven juegos de interacción, confianza y diversión, que fomentan diversas formas de comunicación entre padres e hijos.

 Los niños hasta los 7 años, están en una fase donde todo se da mediante los sentidos. La principal acción guía de los procesos de aprendizaje y desarrollo de los niños en esta etapa es el juego.

 

La meta de las actividades relacionadas al arte debe culminar en la satisfacción, y la generación de vínculos con nuestros semejantes. A los niños, las actividades artísticas les permiten, que prueben, se muevan, toquen, se comuniquen, se desarrollen libremente. No encasillarlos desde pequeños en una dinámica, permite que experimenten por sí solos; encontrando autónomamente el camino hacia una vocación.

 

Por ello, especialistas en la enseñanza de artes plásticas, no recomiendan los libros para colorear; pues limitan la creatividad infantil. Recomiendan que lo mejor es ponerles en la pared papel de mural, para que puedan tener mucho espacio de creación.

 

El arte como lenguaje, se expresa en diferentes códigos: movimientos, gestos, palabras, imágenes o la luz, entre otros. Esta característica permite al niño expresarse a través de diferentes elementos. Creatividad e imaginación son las guías en este proceso.

 

Beneficios de las diferentes formas de arte

 

A continuación, daremos un breve recorrido por las principales expresiones artísticas, y los beneficios que estas aportan a nuestros niños.

 

La música

 

Escuchar música de calidad es muy importante; sobre todo en los primeros años de vida de nuestros hijos. Porque de ello depende la producción del lenguaje. Es el mejor regalo que podemos ofrecerles. Y es que la música es un arte que permite desarrollar habilidades emotivas, corporales, sociales, lingüísticas y conceptuales.

 

Es aconsejable que desde niños, jueguen con instrumentos sencillos, como un cajón, panderetas, maracas, instrumentos con semilla o palitos.

 

Las artes plásticas

 

Trabajar con el color, la forma y los materiales. Con el color conocen los matices y los tonos. Las formas les permiten saber las medidas y delimitar el espacio. Y con los materiales estimulan el tacto.

 

Aquí se fortalecen las labores manuales; optimizando la coordinación visomotora/manual; potenciando la capacidad de atención al trabajar con luces y colores.

 

Es recomendable jugar y tener experiencias con la pintura desde los 2 años, pero solo utilizando las manos. La plastilina, las temperas, y las crayolas gordas y grandes, son lo más recomendable, desde los 3 años. En esta etapa, el desarrollo psicomotor suele estar mucho más avanzado, destacándose el uso y agarre de las manos.

 

Desde los 4 años se pueden dar pinceles o colocarles papeles grandes como lienzos, pues empiezan a ser más conscientes. En artes plásticas, lo más importante a reconocer es en qué momento de su desarrollo está el niño.

 

Las artes escénicas: La danza y el teatro

 

Las artes escénicas permiten descubrir a nuestros hijos, desde corta edad, sus talentos para el baile, el canto y la actuación.

 

Los más pequeños manifiestan sus emociones de manera gestual. Desde los 2 años involucran todo el cuerpo. La danza los estimula en su coordinación, liberando su energía y mejorando sus estados de ánimo.

 

Desde los 3 años participan en montajes teatrales, donde participan del espectáculo y de parte del proceso creativo. A los cuatro años, cuando salen solos a escena, saborean al máximo el proceso de creación.

 

Las artes escénicas permiten aprender a trabajar y conciliar con el equipo, y dado que siguen instrucciones, forman el carácter.  Además, aprenden a socializar mejor, dado que se les permite estar en contacto con la gente.

 

En síntesis, el arte es una manera de ver la vida. Cuando los niños tienen contacto con el arte desde temprana edad, obtienen múltiples beneficios. Entre los que se potencian, aparte de la creatividad e imaginación, están la sensibilidad y la conciencia de sus emociones. Además del pensamiento creativo, reflexivo y crítico, que los estimula a crear e innovar; favorece la capacidad de concentración. Mejora su expresividad y habilidad de comunicación, desarrolla su capacidad de trabajar en equipo, e impulsa su rendimiento académico.

 

Por ello, resulta fundamental que los padres potencien el arte de sus pequeños, y les permitan plasmar toda su alegría y encanto. Y sea cuál sea el resultado, sepan alegrarse ante sus hijos, porque así les darán las alas para poder seguir volando con toda su creatividad e imaginación.

 

Bibliografía:

De la educación artística a la pedagogía artística en la educación inicial. De Maritza Díaz B. URL: https://www.magisterio.com.co/articulo/de-la-educacion-artistica-la-pedagogia-artistica-en-la-educacion-inicial

ABC Musical Guía de instrumentos para pequeños melómanos. Autora: Carmenza Botero. Editorial: Ediciones B Colombia S.A. 2009.