Link Copiado

Juegos educativos: formas de desarrollar el pensamiento lógico matemático y fomentar el razonamiento

Norma - Divertimente

Los juegos educativos para niños son herramientas que fomentan el aprendizaje y ayudan al desarrollo de su pensamiento matemático. Desde el momento de la concepción, los niños comienzan a programar su cerebro y a aprender. El aprendizaje basado en el juego ha demostrado ser un valioso apoyo en el desarrollo de su mente.

Todas las experiencias que un niño adquiera harán que su cerebro prospere de una forma correcta para el aprendizaje. El pensamiento lógico matemático comienza desde ahí.

Para Piaget, psicólogo suizo y cabeza de la teoría del desarrollo, el razonamiento lógico matemático inicia a los siete años; sin embargo, antes se puede empezar a estimular mediante juegos, que también ayudan a despertar su interés por las matemáticas.

El pensamiento lógico matemático avanza de una forma natural, a medida que los niños van creciendo y aprovechando los juegos educativos. Estos aparecen como una estrategia fundamental para impulsar su desarrollo a través de la observación y la experimentación. La inteligencia lógico-matemática contribuye con:

·         El progreso del pensamiento y de la inteligencia.

·         Dar orden y sentido a las acciones y/o decisiones.

·         Establecer relaciones entre diferentes conceptos y llegar a una comprensión más profunda.

·         Fomentar la capacidad de razonar sobre las metas y la forma de planificar para conseguirlo.

·         Solucionar problemas en diferentes ámbitos de la vida, formulando hipótesis y estableciendo predicciones.


Alguno de los juegos que ayudan al desarrollo del pensamiento matemático en los niños son:

·         Juegos con los dedos: estos se enfocan en las habilidades claves como el conteo, la subdivisión, la combinación. El juego se trata de ocultar las manos detrás de la espalda, luego se muestran las manos sosteniendo algunos dedos en cada mano. Los niños dicen el número que vieron de dedos levantados en las manos.

·         Ordenar de mayor a menor:  en este caso se pueden utilizar las diferentes medidas de objetos que le permiten al niño compararlas entre sí. Por ejemplo, se pueden utilizar pelotas de diferentes medidas para que pueden contar, relacionar y comparar; además de buscar los diversos tamaños y colores.

·         Clasificar los cubiertos: se le ofrece al niño el espacio o la cesta donde se guardan los cubiertos de la vajilla, con el fin de que ayude a clasificar los diferentes cubiertos por tipologías. Se le puede facilitar también recipientes de colores para que los ubique en cada uno de los tipos.

·         Emparejar las medias: se trata de un juego en el cual se busca asimilar la comparación de cada par por color o tamaño. Si resulta un poco difícil, se puede optar por crear calcetines a partir de una plantilla impresa. Solo se busca un modelo para pintarlo en diferentes colores y ayuda a clasificar y comparar las medias.

Finalmente, se debe recordar que la inteligencia en los niños se desarrolla a través del pensamiento lógico matemático. Este comprende la habilidad de trabajar y pensar en términos de números y la capacidad de emplear el razonamiento lógico. El impulsar el pensamiento lógico matemático desde niño ayuda a la comprensión, entendimiento para manejar y utilizar la lógica. Las representaciones numéricas y el razonamiento lógico para entender cómo funciona algo, o detectar su patrón de comportamiento. Además, sirve para hallar las soluciones a los problemas planteado