Link Copiado

Aprender jugando: la mejor estrategia para que los niños adquieran habilidades de programación.

Norma - Divertimente

Con el crecimiento exponencial de la tecnología, no se puede evitar el impacto en la vida cotidiana. A partir de este avance surge lo que hoy se conoce como “el inglés del siglo XXI”: la programación, el lenguaje universal. Como es bien conocido, los niños tienen mayores habilidades de aprendizaje que los adultos; por lo tanto, pueden aprender a desarrollar habilidades de programación de manera más fácil.

Cuanto antes los niños comiencen a aprender y practicar el lenguaje de programación es mejor. Y si es de una manera pedagógica, maravilloso. Las habilidades de programación ayudarán a los niños a desarrollar la lógica, con la cual podrán resolver problemas cotidianos.

Una manera de enseñarle a los niños es por medios de juegos y juguetes tecnológicos que enseñan habilidades de programación. Les permite:

     Aprender los conceptos básicos de programación.

     Desarrollar el pensamiento lógico y/o computacional.

     Usar la experimentación para “aprender haciendo”.

     Aprender la gran diferencia entre “usar” la tecnología y “entender” cómo funciona.

     Traducir sus ideas al mundo real.



Las habilidades de programación en los más pequeños les permite:

     Estructurar su mente.

     Fomentar el pensamiento lógico y analítico

     Organizar las ideas.

Un ejemplo de aprendizaje. El niño, al convertir un problema grande en subproblemas pequeños, aprende el principio de divide y vencerás. De esta manera, aprende a resolver cada uno de las partes del problema para luego solucionar el problema inicial.

Un niño con habilidades de programación deja de ser un consumidor pasivo de tecnología para convertirse en un creador de la misma. Lo mejor de todo es hacerlo mientras se divierte.

La gran mayoría de los niños les encanta los robots; por esta razón, se recomienda usar esos juguetes para crear y fomentar habilidades de programación en ellos. Un robot sensacional para que los más pequeños de la casa comiencen a dar sus primeros pasos en el mundo de la programación es “Dot” de Norma Divertimente. Este permite programar sus respuestas ante cualquier situación o estímulo y al mismo tiempo permite desarrollar las siguientes habilidades:

     Pensamiento crítico

     Resolución de problemas

     Habilidades de codificación.