Link Copiado

Tecnología vs. educación tradicional: ¿cuál potencia más el conocimiento infantil?

Norma - Divertimente

Resulta sorprendente ver a niños con tres o cuatro años manejando dispositivos móviles. Su pericia es sorprendente. Parece que han nacido con una capacidad innata para desenvolverse con las nuevas tecnologías. Pero, ¿cómo afecta esto a su conocimiento?

Smartphones, tablets, consolas… pequeños de apenas un año son capaces de manipular botones y deslizar pantallas.

Desarrollan esta actividad de manera intuitiva y esto preocupa a muchos padres y educadores. Entonces, ¿qué es mejor para el desarrollo cognitivo del niño?

Por lo general, inquieta el hecho de que el exceso de actividad tecnológica pueda dañar el cerebro de los pequeños. Sin embargo, existe otra vertiente que disiente de esta opinión.

Para sus defensores, los aparatos tecnológicos podrían ayudar al proceso de aprendizaje del niño, sobre todo si resultan muy interactivos.

Tecnología vs. educación tradicional

En principio, cabe aclarar que estas dos posibilidades no tienen por qué ser antagónicas. Su combinación puede traer muchos beneficios para desarrollar las habilidades y los conocimientos de tus hijos. Sin embargo, cada una tiene sus pros y sus contras.


Ventajas y desventajas de la tecnología en la educación

Ambas opciones pueden ayudar al desarrollo del conocimiento en niños, y ambas, por desgracia, también pueden perjudicar su crecimiento personal.

·         Para la profesora de la UAH, Guillermina Gavaldón (2017), si un adulto guía a un niño con programas adecuados, verá en él influencias positivas.

·         Las palabras de alguien tan reputado ayuda a los padres. Sienten la tranquilidad de estar ayudando a sus hijos.

·         Los profesores y maestros también pueden aprovechar los dispositivos. Podrán potenciar conceptos abstractos y la memoria visual del niño.

·         El profesor debe introducir en las escuelas contenidos digitales bajo su supervisión. Se mejora la capacidad del lenguaje, aumenta la compresión oral y los niños adquieren mayor vocabulario.

·         Además, se desarrolla el lenguaje, la comprensión oral o el rendimiento con ayuda de números y formas geométricas.

·         Las investigaciones han ido más allá y también se ha podido comprobar la influencia en guarderías y jardines de infancia. En estos centros, el uso de tablets y computadores ayuda a que los pequeños socialicen mejor.

·         Pero el sentimiento paterno se divide. No obtienen apoyo para saber si esto es bueno para sus hijos.

·         Las nuevas tecnologías y la utilización de dispositivos móviles se produce a edades muy tempranas.

·         Los padres se culpabilizan cuando ofrecen dispositivos electrónicos a hijos que aún ni siquiera hablan.

·         Los progenitores deben asumir que sus hijos han nacido en la Era Digital. Sus hijos van a estar rodeados de Inteligencia Artificial, máquinas robóticas y una industria 4.0 que exige una interacción por parte del ser humano.

·         Es lógico pensar, ya que el uso de los móviles se produce cada vez a una edad más temprana.

·         Pero el papel parental puede ser supervisar e introducir componentes educativos. Así el desarrollo cognitivo se verá impulsado.

·         Para Helen Moylett (2013), presidenta de Early Education, la utilidad de la tecnología es innegable, pero puntualiza que debe utilizarse de la manera adecuada. Por supuesto, el avance tecnológico tiene que ayudar en el aprendizaje sin que suponga una manera de reemplazar la educación tradicional.

·         Para que estas circunstancias se den, sin el temor que suscita en los progenitores, es preciso educarlos también.

·         Los adultos, los maestros, los padres pueden impedir que los dispositivos móviles se conviertan en una barrera que impida la comunicación con los niños.

·         Para Cris Rowan (2013), especialista en terapia ocupacional pediátrica, hay un uso excesivo e inadecuado de las nuevas tecnologías, que no contribuye a desarrollar el conocimiento en los niños.

·         Rowan invita a retomar los hábitos educacionales del pasado. Pero no puede eludir el presente y el futuro.

·         El terapeuta sugiere un uso combinado de la educación tradicional con el apoyo de las nuevas tecnologías. Así cree que no habrá efectos indeseados. Por efectos indeseados se refiere al aumento del número de niños con problemas de atención, autismo y problemas de socialización.

Los padres no pueden quedarse solos ante esta disyuntiva. Ellos son conscientes de cuál es el mundo que les ha tocado vivir a sus hijos.

Resulta imposible abstraerse por completo de las nuevas tecnologías, incluso resultan muy alentadoras para que puedan convertirse en un instrumento más para la educación de sus hijos.

Un poco de apoyo y tal vez algunos cursos para padres puedan ayudarles a sacar todo el provecho a los dispositivos móviles. Tenemos que asumir que hay que alternar los medios digitales y tradicionales en la educación de los niños.

Bibliografía

Gavaldón, G. (2017). Niños, tecnología y redes sociales: ¿cómo y por qué? Portal Comunicación. Recuperado de http://portalcomunicacion.uah.es/diario-digital/entrevista/ninos-tecnologia-y-redes-sociales-como-y-por-que.html

Moylett, H. (2013). Tecnología, ¿beneficia o perjudica el desarrollo del niño? BBC. Recuperado de https://www.bbc.com/mundo/noticias/2013/05/130422_salud_bebe_tecnologia_desarrollo_gtg

Rowan, C. (2013). La influencia de la tecnología en el desarrollo del niño. Huffington Post. Recuperado de https://www.huffingtonpost.es/cris-rowan/influencia-de-la-tecnologia-ninos_b_4043967.html